de Monroe a Monroe

De cómo sigues escribiendo en Aeropuertos; esta vez nacional donde ya no es la primera vez que te pagan el boleto, poco a poco vas… Esto de usar el Monroe es un tributo más que a ti… A mi abuela, tal como tú lo tomaste de ella, hoy lo tomo yo de ti! Me impresiona, pero sin dudas… Los hombres las prefieren rubias, mi estimada!

Todos escriben, piden fotos, comentan, dicen “Me gusta”, preguntan acerca de la certeza de mi existencia y yo… Entendiéndote a cada minuto, sonriéndome con tu recuerdo, sintiéndome satisfecha con tu sabia manera de manejar los medios, tanto, hasta inmortalizarte… Sin dudas… Se preguntan si uno es real, y al final no es eso la fama? Una mentira que bien llevada nos hace aún más reales! Claro tengo mi origen,  y sin caer en estigmas… No difiere mucho el dolor que pudimos haber tenido en nuestra infancia, pero hoy día (Confío en que también llegaste alguna vez a este momento) doy gracias por todo lo vivido, porque estoy feliz con quien soy, con lo que sé y con lo que comparto!!

Tener la oportunidad de disfrutar nuestra belleza y no ser un complejo de ella, es maravilloso! Romper los paradigmas y con una sonrisa, un apretón de manos, una “picadita” de ojo hacer dichoso por un instante a cualquier ser humano que, temeroso,

incrédulo, seductor, tímido, imponente, vanidoso, humilde o arrogante, se te acerque… Es algo que sólo en sueños creí posible; hoy lo vivo, lo disfruto y me inspiro… Tanto, que uso el apellido de tu abuela mientras camino con el nombre de la mía tatuado!

Estas letras que tienen la presunción de ser leídas por ti, no son más que ese “terapéutico desahogo” al cual he destinado mis líneas, que siempre habladas con todos (hoy contigo) son siempre dichas a mí! La emoción se destila en cada uno de los signos de exclamación que delimitan mis párrafos; sí! Es fantástico escribirte nena, es honor Marilyn!

Tu tuviste a tu K. yo a mi S.

Tu eres M. y yo también!

Disfruto este juego, aunque a veces me voy tanto en estos paralelismos que me permito fantasear de colores brillantes y lujosos a tonos grises y mortíferos.

Tu suicidio no fue más que otra producción “Hollywoodense” en la que, una vez más, queda reflejado el poder de los medios… Saber tanto de política; tácticas y estrategias, nos hace esposas del silencio y ni soñar que por ímpetu desesperado el divorcio sea posible, una vez casadas sólo nos separa la muerte… Tu impulsividad te hizo elegir la segunda; que al final te hizo inmortal!!

Adela Monroe

One thought on “de Monroe a Monroe

  1. Pingback: Carta de la Monroe a: Frida Kahlo « El BLOG de MIAHMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s